Cirugía Plástica

LIPOSUCCIÓN / LIPOESCULTURA

La liposucción no va dirigida a la obesidad en general ni es una intervención para adelgazar. La liposucción implica la extracción de los depósitos de tejido graso localizados (lipodistrofia).

La liposucción permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversos sitios del cuerpo usando una cánula o jeringa conectada a una máquina de aspiración.

La piel de individuos más jóvenes tiene mucha más elasticidad, en ellos, tras la extracción de la grasa, la piel se contrae o retrae, presentando después una superficie lisa y suave.

En pieles de más edad esta cualidad elástica está disminuida y es posible que aparezcan ondulaciones o irregularidades después de la liposucción. Estas circunstancias se dan igualmente después de una gran pérdida de peso. Las personas jóvenes pueden perder peso con una buena retracción de la superficie de la piel, pero cuando las personas de mayor edad pierden peso, la piel tiene una tendencia a colgar en pliegues y/o presentar irregularidades superficiales.

La piel flácida o la ausencia de una buena elasticidad cutánea limitarán el grado de retracción que se pueda obtener. En tal caso, se debe extraer una cantidad de grasa menor, pero aún así, es posible conseguir una mejora del contorno corporal.

Envíenos un mensaje

Solicitar información personalizada

Todos los campos son obligatorios

CON LA GARANTÍA DE

  • SECPRE
  • SEME
  • SEMUE
  • SVNRA

Este sitio web utiliza cookies para hacer el seguimiento de los visitantes en la web, para mejorar el rendimiento y la experiencia como usuario.
Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Política de cookies Acepto